El proceso de reclutamiento y selección es un ejemplo de cómo JIRA puede ser extendido más allá de los departamentos de TI. Un proceso de este tipo requiere:

  1. Definir y monitorear SLAs (Acuerdos de Niveles de Servicio).
  2. Mucha colaboración.
  3. Monitoreo del flujo de trabajo y sus cuellos de botella.
  4. Organizar el gran volumen de información que se genera.
Definir SLAs (Acuerdos de Niveles de Servicio)

Las organizaciones deben buscar que las vacantes sean cubiertas de forma rápida, lo cual puede ser medido por medio de un SLA. Podemos definir un SLA de 2 semanas para cada vacante, de manera los solicitantes sepan con cuánta anticipación deben de solicitarla.

Otro SLA importante es el de los candidatos. En la organización, nos interesa dar respuesta lo más pronto posible a los candidatos, por lo que tenemos un SLA con el cual medir el ciclo de cada uno y detectar en qué puntos del proceso tiende a retrasarse más. Por ejemplo, hemos detectado cuellos de botella en la fase de programar la entrevista técnica, dada la complicada agenda del equipo de programadores. Esto nos lleva al siguiente punto.

Calendarios

JIRA Service Desk maneja el concepto de calendario para determinar el horario de atención (ej. 24/7, 9 a 6, etc). Sin embargo, para el equipo de Capital Humano es muy importante tener acceso inmediato a la agenda de las personas encargadas de entrevistar, para lo cual hay plugins muy útiles como Confluence Calendars. De esta manera, puede programar la entrevista al candidato sin invertir tiempo en cuadrar agendas.

Proceso de solicitud de vacante y entrevistas a candidatos

Una vacante utiliza un workflow distinto al de un candidato, el cual debe pasar por varias entrevistas antes de poder ser contratado. El primer paso es que la persona o área que tiene la vacante entra al portal de JIRA Service Desk y llena el perfil a buscar. Cada currículum está almacenado en Confluence y etiquetado en base a habilidades específicos, de manera que el solicitante puede ver currículums en base al perfil y sugerirle a Capital Humano para que los contacte.

Una vez llenado el perfil, Capital Humano recibe la tarea y crea una actividad por cada candidato, para llevar control del estatus dentro del proceso.

Si una de las partes tiene una duda respecto a la vacante, candidato, perfil o cualquier otro tema relacionado, la comunicación se lleva ya sea en la actividad de JIRA o bien en un chat de HipChat ligado a la vacante. De esta manera, conservamos un registro de todo lo que fue ocurriendo con un candidato para que en futuras vacantes ya tengamos mayor información acerca de ella.

¿Te gustaría conocer más acerca de cómo JIRA puede agilizar los procesos de tu empresa? Puedes escribirme a asael.sepulveda@enevasys.com para programar una demostración en vivo de acuerdo a tu contexto.

[ENS] Banners Web